indymedia open publishing page (translation)

Enter your translation below:

 
Language you are translating into
if "other", enter the language here
 
Your name
 
Title Una herida que no cierra… una historia de más de 500 años
 
Subtitle
 
Description La vida campesina versus el desarrollismo infinito.
 
Article Text En el largo camino de su vida Do&ntilde;a Ramona Bustamante fue superando un sin numero de injusticias. A los ochenta y picos de a&ntilde;os tuvo que enfrentarse a otra batalla, una de las tantas que ha dado en su vida, pero en este caso no estuvo; ni sola ni del lado de los/as acusados/as sino en el opuesto; algo insospechado para el acostumbrado actuar que desde hace siglos se viene perpetrando en simbiosis casi siempre con las instituciones estatales. Como hace 500 a&ntilde;os, el resultado de esta batalla fue el de la balanza de la in-justicia, que sigue dejando tras su paso culturas arrasadas, territorios desvastados, sembrados por el saqueo y la contaminaci&oacute;n.<p>

</p>El sendero que Ramona fue abriendo cada d&iacute;a, cada semana, cada a&ntilde;o es compartido por la marcha de mujeres, hombres, ni&ntilde;os y ni&ntilde;as de toda Latinoam&eacute;rica campesina, que hoy detr&aacute;s de la peque&ntilde;a figura de Do&ntilde;a Ramona emergen con sus pu&ntilde;os en alto. Ella llev&oacute; al banquillo de los acusados a los empresarios de la soja, en este caso personificado en los hermanos Scaramuzza. Esos mismos federados que meses atr&aacute;s se levantaban en nombre del &ldquo;campo&rdquo;.<p>

</p>En este juicio desarollado en la localidad de De&aacute;n Funes se quer&iacute;a demostrar el fraudulento artilugio de empresarios que con t&iacute;tulo en mano desalojaron a Ramona un verano cercano a las fiestas all&aacute; por el 2005.Y es as&iacute; que paso una noche bajo un peque&ntilde;o para&iacute;so, luego de meses durmiendo en su rancho improvisado de nylon y ramas. Por su incansable resistencia, lucha y apoyo del campo popular, volvi&oacute; a su territorio con su nuevo ranchito de ladrillos que hasta hoy habita. <p>

</p>El pasado 11 de noviembre, escuchamos la sentencia de los jueces. Quienes desestimaron las pruebas, absolviendo a los hermanos Scaramuzza, dando paso, nuevamente, a que estos empresarios intenten aprovecharse de las herramientas legales para intentar desalojar a Ramona. La sentencia absolutoria fue dada pese al pedido de tres a&ntilde;os y medio de prisi&oacute;n efectiva solicitada por el fiscal y los cuatros a&ntilde;os pedidos por Joaqu&iacute;n Gonz&aacute;lez, abogado del Movimiento Campesino y representante de Ramona.<p>

</p>La &uacute;ltima jornada fue r&aacute;pida y expeditiva, no como la anterior en la que centenares de personas hab&iacute;an viajado para apoyar a la campesina Ramona, y sostuvieron una vigilia de una jornada. El d&iacute;a de la sentencia de manera fugaz a las 10 de la ma&ntilde;ana ya se sab&iacute;a el injusto pero sospechado veredicto.<p>

</p><b>Antecedentes</b><p>

</p>&ldquo;En el a&ntilde;o 1983 su madrastra la omiti&oacute; de la declaratoria de heredero de su padre y le vendi&oacute; el campo a un intermediario, (comisario retirado Hugo Alberto Piatti). Y este a su vez, solo siendo una pantalla, le vendi&oacute; a los Hermanos Scaramuzza.&rdquo;
Los Scaramuzza adquirieron el campo sabiendo que Ramona y Orlando, su hijo, viv&iacute;an all&iacute;. <br>
En el a&ntilde;o 1988 los Scaramuza obtienen una sentencia favorable en un juicio de tercer&iacute;a de dominio en el que se le niegan todos los derechos a Ramona. Y no siendo suficiente esta sentencia para desalojarla en el a&ntilde;o 1992, bajo enga&ntilde;o, le hacen firmar un convenio de desocupaci&oacute;n. A ella le dicen que lo que firmaba era para que se terminaran los problemas y que ella se quedara tranquila en el campo, sin embargo nunca supo que el convenio dec&iacute;a que la podr&iacute;an desalojar cuando los Scaramuzza quisieran. <br>
Ese convenio fue el que ejecutaron en el a&ntilde;o 2003. <br>
El juicio que se llev&oacute; a cabo en los tribunales de De&aacute;n Funes es justamente por la estafa cometida por los Scaramuzza a Ramona Bustamante. <br>
Si bien son los empresarios y dirigentes sojeros de la Federaci&oacute;n Agraria los acusados, su absoluci&oacute;n hace pensar que se ver&iacute;an altamente perjudicados los derechos de Ramona Bustamante y su posesi&oacute;n, ya que podr&iacute;an pretender hacer valer el fraudulento convenio y la compra simulada.<p>

</p><b>Los tres jueces <p></b>

</p>El juzgado estuvo integrado por tres miembros: presidida por el Dr. Seraf&iacute;n y acompa&ntilde;ado por los vocales Ruiz y El&iacute;as. Lo notorio es que el presidente se encuentra jubilado pero a&uacute;n est&aacute; en su cargo porque no se genera la instancia para designar a un sucesor. Seg&uacute;n declaraciones del abogado Joaqu&iacute;n Gonz&aacute;lez, votan siempre un&aacute;nimemente, por mutuo acuerdo, evitando de esta forma no tener que presentar informes el juez que vota en contra y de esta manera no tener informaci&oacute;n documentada para una posible apelaci&oacute;n de alguna de las partes. Este juzgado es competente en toda la regi&oacute;n noreste de la provincia y tiene a su cargo la c&aacute;mara civil, penal, criminal y de familia.
<p>
</p><b>El poder<p></b>

</p>La relaci&oacute;n entre la c&aacute;mara con los intereses econ&oacute;micos en la zona y su amplia jurisdicci&oacute;n tanto regional como jur&iacute;dica producen mucho poder en pocas manos. Esta acumulaci&oacute;n de poder est&aacute; reflejada a la hora de realizarse los juicios, as&iacute; como en las sentencias finales. De una manera at&iacute;pica, en el transcurso de este juicio, los jueces presentaron pruebas a favor de la defensa. Los testigos de la querella y la fiscal&iacute;a fueron maltratados por los jueces y la defensa e inducidos a que se contradijeran, realizando preguntas confusas o rebuscadas. Tambi&eacute;n se produjeron errores en las actas durante el desarrollo del juicio, que se negaron a corregir en el momento pese a que la querella lo solicitara. <br>
En la ante&uacute;ltima audiencia, en la cual se esperaba la sentencia y se manifestaron unas 200 personas en Dean Funes, se hizo presente en el lugar el Ministro de Justicia Angulo, cosa poca habitual en estas instancias. Al llegar al lugar dijo a los medios presentes que se acercaba a este juicio por &ldquo;ser un fallo muy importante, en esto que es una cuesti&oacute;n central, esta necesidad que las instituciones y la justicia est&eacute; del lado de la gente que necesita la justicia&rdquo;. Adem&aacute;s, en una entrevista, defendi&oacute; el derecho ancestral a la tierra diciendo: &ldquo;El Gobierno de C&oacute;rdoba tiene que gobernar para todos los sectores y en el caso del Ministerio de Justicia, yo como ministro de justicia y por instrucciones del gobernador: hoy venimos a defender esta causa que creemos que es justa (&hellip;) tomar esta decisi&oacute;n pol&iacute;tica de defender a los poseedores ancestrales que son en due&ntilde;os de la tierra.&rdquo;<p>

</p>Luego de estas entrevistas fue recibido en privado por los jueces. Al terminar la primera parte del juicio y pasar a cuarto intermedio se retir&oacute; sin volver. La presencia de Angulo en el lugar no es casual y tiene que ver con un fuerte trabajo institucional que viene realizando el Movimiento Campesino de C&oacute;rdoba (MCC). Llam&oacute; la atenci&oacute;n que ese d&iacute;a no se dictara la sentencia, y que en mitad de la jornada el ministro se retirara.<br>
Una vez m&aacute;s, los jueces dejaron constancia de que se quiere seguir escribiendo la misma historia de la larga noche de los quinientos a&ntilde;os. Por unos instantes, horas y d&iacute;as, nos dejan con un sabor amargo, con algunas lagrimas en los ojos, con una mezcla de bronca y decepci&oacute;n, contra un sistema que siempre inclina su balanza para el lado de &ldquo;poder&rdquo;.<br>
Pero pasan las horas, las charlas, y se escucha la voz de Do&ntilde;a Ramona que dice que &ldquo;ella sigue para adelante, que de su campo no se va, y que espera que los muchachos me sigan acompa&ntilde;ando en la lucha&rdquo;. Pasan los d&iacute;as y volvemos al camino, ese que abri&oacute; Ramona despacito. Nos vamos encontrando, conociendo y forjando una vez mas al grito de &ldquo;Alerta, Alerta que camina la lucha campesina por America latina&rdquo;&hellip; que supo despertar la siesta de Dean Funes, esa que hizo huir &ldquo;a los bien vestidos.&rdquo;<p>

 
HTML or plain text?
 

Please press submit only once!